Bienvenidos a Vargaleza

Variedad Marteña (Picual)

El aceite de oliva de tipología marteña es uno de los más amargos y con más cuerpo que existen en el mercado. Este tipo de aceites lo podemos encontrar fundamentalmente en el sur de España, siendo las principales ciudades productoras Jaén, Córdoba y Granada. Actualmente, se cultivan en nuestro país una total de 700.000 hectáreas de Aceituna Marteña.

Esta naturaleza le confiere una serie de características que se distinguen gracias a una amplia gama de sabores convierten a su aceite en uno de los aceites con más personalidad del mercado. En su cata, podemos apreciar sabores muy amargos, con un toque picante en garganta y un regusto final a sabores afrutados y herbáceos. Estas características lo convierten en el complemento perfecto para nuestras comidas, debido a su composición tan versátil. Esto es lo que lo convierte en el favorito para muchos amantes de la cocina a la hora de usarlo en diferentes platos, tales como pescados al horno, frituras o, incluso, la repostería.

Podemos considerar que este tipo de aceite tiene un sabor intenso, que imprime de olor y sabor a cada una de nuestras recetas. Es un aceite con bastante cuerpo, muy potente. Tanto es así, que con una pequeña cantidad hace notar su presencia en los platos. Por eso, este tipo de aceites es el favorito de consumidores que buscan un sabor a aceite muy puro y natural.

La Aceituna Marteña es un fruto de tamaño mediano. Tiene forma elíptica y asimétrica y un color de piel, que cuando alcanza la madurez, presenta un color negro. Esto le confiere al fruto cierto amargor que se notará con posterioridad en el aceite de oliva que se extraiga de ella.