Bienvenidos a Vargaleza

Pimientos verdes

Origen

Existen distintas teorías acerca del origen de este pimiento. Se dice que los primeros cultivos de pimiento verde se dieron en Italia, sin embargo, según algunos expertos el origen de este pimiento fue realmente en América del sur. De allí se conocen los primeros cultivos que posteriormente fueron llevados a Europa por los españoles a finales del siglo XV principios del siglo XVI. Rápidamente arraigó en Europa y especialmente Italia. Hoy en día este suele ser un ingrediente común en muchos platos de distintos rincones del mundo, y su sabor, un clásico en muchas recetas. Y es que el cultivo se ha expandido de forma muy fácil, ya que básicamente lo que necesitas son las semillas en el interior del pimiento, para poder sembrarlo, y obtener sus deliciosas cosechas.

 

Propiedades nutricionales

El pimiento verde destaca por su sabor ligeramente picante, debido a un componente llamado capsaicina que, según estudios realizados con humanos, ha demostrado proporcionar grandes efectos saciantes y, por tanto, un valor interesante a nivel clínico para personas con problemas de obesidad.

Las variedades más picantes, como el pimiento del Padrón, indican que su contenido en capsaicina es elevado.

En su composición destaca el contenido en vitamina C, que contribuye en la formación normal de colágeno para el funcionamiento de la piel, los huesos, los dientes y las encías. Respecto a las vitaminas del grupo B, destaca su contenido en folatos, importantes para el funcionamiento del sistema inmunitario.

 

Elección y conservación:

A la hora de almacenar los pimientos verdes, se recomienda guardarlos en la nevera, en el cajón de las verduras y sin plástico ni envoltorio que evite la circulación de aire. Con una conservación adecuada, un pimiento permanecerá en buenas condiciones entre 3 y 5 días.

Si se quiere congelar hasta un mes, se deben lavar y retirar las semillas para que éstos mantengan su color y sabor. Se pueden congelar enteros o en rodajas.

 

Variedades:

  • Pimiento verde para freír: de tamaño alargado, color verde intenso y brillante y con un sabor amargo. Su piel es fuerte y es ideal para freír.
  • Pimientos picantes: Padrón y Gernika. Estas variedades presentan una forma alargada y un sabor amargo y picante.
  • Pimiento dulce italiano: tiene una forma más ancha y corta que el resto. Destaca por su sabor dulce.